¿Tienen Derechos Humanos, las victimas que sufren por pandillas en El Salvador?

Spread the love
Imagen cortesia diariotrv.com

En tiempos de coronavirus, se diría que como todas las naciones ejecutan medidas para, salvaguardar la vida de la enfermedad mortal del virus. No es el caso de El Salvador, un pequeño pais ubicado en America Central, con apenas 20,000 km cuadrados y 7 millones de habitantes.

El «Pulgarcito de América» lo llaman algunos centroamericanos, este pais, vive una realidad y es la lucha contra un virus , Covid-19, que ha traído muchos fallecidos a nivel global. Pero también, experimenta otra realidad, la que vive a día a día; la violencia de las pandillas.

La violencia de pandillas

Esta violencia de pandillas ò maras que, se ha recrudecido en apenas 4 días, ha causado 76 víctimas, ¿76 victimas en 4 días?. ¡Horror ! se puede realizar un calculo de promedio de 19 personas por día fueron asesinadas por las pandillas en ese período comprendido entre el 24 al 27 de abril de 2020, según cifras de las autoridades de seguridad locales.

Dentro de algunos hechos que cometieron las maras, destaca tristemente la muerte, a una mujer embarazada, y en otro hecho a un menor de tan solo de 12 años de edad. ¿Matan a embarazadas y niños de 12 años, las pandillas?. Lamentablemente ocurre en este país tan pequeño. Es posible que estas personas sean, atroz mente asesinados y sus derechos humanos, sean pisoteados y se defienda a los criminales que realizaron estos hechos de violencia

Paradoja de los DD.HH. ¿Defensa a victimarios antes que a victimas?

Abogados y especialistas en DD.HH y cadenas internacionales de noticias, expresan que, los pandilleros tienen tratos crueles e inhumanos en las cárceles; sera que, es de premiar su crimen con ¿Cárceles de lujo, cinco estrellas, para asesinos que matan mujeres embarazadas y niños de 12 años?, mientras pandilleros desangran un sociedad, a costa de extorsiones, crímenes y luto en El Salvador.

Fuente twitter via @dw_espanol

¿Acuerdo politico de alza de homicidios?

Para el diputado de GANA, Guillermo Gallegos, el es enfatico y señala lo siguiente:

Los vínculos políticos podemos definirlos en miembros de ARENA y el FMLN, están siendo procesado por financiar y promover el accionar de las pandilla y esto no ha desaparecido estos vínculos todavía siguen, porque de la noche a la mañana en el país hayan 80 personas aproximadamente asesinadas por las pandilla esto no es porque ellos quieren es porque reciben alguna directriz política»

Diputada de GANA, Guillermo Gallegos.
Fuente via @Republica_SV

La acusaciones al alza de homicidios por parte del diputado de GANA, a los partidos mayoritarios de El Salvador, ARENA y FMLN, viene aunado a los 20 años de gobierno del primero y 10 años del segundo respectivamente, y durante sus gestiones y campañas pre electorales, fuesen acusados de negociar con estos grupos delictivos, a cambio de réditos electorales.

Las decisiones del Presidente Bukele ¿Defender los DD.HH de las victimas o victimarios?

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, Cortesia José Cabezas/Reuters

El actual presidente de la República de El Salvador, Nayib Bukele, ha tomado decisiones como el uso de la fuerza letal por parte de policias y soldado que cumplen tareas de seguridad, ante las acciones de los pandilleros en contra de la sociedad civil de El Salvador, segun el comunicado a continuación

Comunicado oficial via @PresidenciaSV

¿El actuar del presidente Bukele esta fuera del marco de la ley?

A nivel internacional, causo revuelo el hecho que un presidente, decretara se autoriza el uso de la acción letal a policías y soldados de una nación. Pero, ¿Cómo debe actuar un policía o soldado ante el ataque de un pandillero? ¿Debe defenderse o no ?. Según, el Código Penal de El Salvador, en su Articulo 27, faculta a cualquier ciudadano, esto incluye policías y soldados a actuar en defensa propia ante una agresión ilegitima de un criminal.

Fuente Codigo Penal de El Salvador: https://www.oas.org/dil/esp/Codigo_Penal_El_Salvador.pdf

Son maras, son criminales

A menos de un año de asumir, Bukele, no sólo tuvo que hacerse cargo de la realidad que conocía, sino que además, como en el mundo, tuvo que enfrentar la pandemia desatada por el COVID-19 con una infraestructura sanitaria precaria y un sistema de salud prácticamente abandonado.

El Salvador es un país envuelto de pobreza estructural y violencia. Dos variables, en algunos casos entrelazada y en otros casos, por supuesto que no. Sin embargo, es la violencia el capital cultural que paulatinamente fueron instalando las maras. Porque mientras que se las trataba como pandillas, las mismas crecían como maras en las líneas de la criminal.

Entre pactos, fusiones, alianzas y trabajos por encargo, las pandillas comenzaron a hacerle honor a su nombre al arrasar con todo lo que se proponían y encomendaban. Incluso, lograron formar un sicariato. Se trata de los conocidos “Chuchos”. Sicarios que se encuentran dentro y fuera de las cárceles, respondiendo a las órdenes de los líderes de la MS-13 y la M18.

Maras en tiempos de COVID-19

Por primera vez, después de mucho tiempo, fuentes salvadoreñas relatan y trafican aún más, subterráneamente, que las Fuerzas Armadas del país, así como la Policía Nacional Civil, sienten el apoyo de un presidente para poder combatir la extorsión, el narcomenudeo y la criminalidad instalada por las maras en el país.

En una puja con la oposición, el gobierno de El Salvador que está más a la derecha que la derecha misma, incorporó a 1.400 soldados al plan de seguridad antes mencionado.

La oposición salvadoreña es meramente crítica pero no constructiva. Es la misma oposición que asistió, sin más, a observar la evolución de las maras y la cosecha de cadáveres que las mismas dejaban en los grandes centros urbanos, en las afueras y en las cárceles.

Han sido, las cárceles, un claro reflejo del fracaso del servicio penitenciario en toda la región. Desde las mismas, los mareros de las diversas bandas digitan los crímenes exteriores y las revueltas interiores.

Fuente infobae.com / LaRepublicaSV /elsalvador.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate Website's Button
Feedback